Salud

Reinfección de COVID-19: por qué la evolución del virus lo ha vuelto más hábil para seguir contagiando

A medida que el virus muta, los expertos indican que las reinfecciones de COVID-19 seguirán ocurriendo. Qué importancia tienen las vacunas ante los contagios. Por qué queda aún un largo camino por recorrer antes de que sea comparable a un resfriado

¿Cuantas caras tiene el coronavirus? Seguramente, miles. Se sabe: ya no luce igual que hace dos años. Hoy, se ha vuelto más hábil para reinfectar a las personas. Según varios relevamientos a nivel global, los infectados con la primera variante de Ómicron ya están reportando segundas infecciones con las versiones más nuevas de la variante.

Queda mucha bibliografía por recorrer. En varias partes del mundo, mucha gente llegó a ver al hecho de contagiarse con la variante Ómicron con un lado “positivo”: las subvariantes se presentan contagiosas pero menos letales. Muchos, estando vacunados, prefieren contagiarse y tener una especie de súper inmunidad, algo no recomendable según los expertos. La realidad es que una gran cantidad de personas, incluso aquellas que fueron vacunadas, reforzadas y previamente infectadas, vuelven a dar positivo a medida que las subvariantes de Omicron como BA.2 y BA.2.12.1 circulan por todo el mundo.

El problema central es que el coronavirus se ha vuelto más hábil para reinfectar a las personas. Los infectados con la primera variante de Ómicron ya están reportando segundas infecciones con las versiones BA.2 o BA2.12.1 en EE.UU., o BA.4 y BA.5 en Sudáfrica. Esas personas pueden tener una tercera o cuarta infección, incluso dentro de este año. Y una pequeña fracción puede tener síntomas que persisten durante meses o años, una condición conocida como COVID prolongado.

“Me parece probable que ese será el patrón a largo plazo”, dijo Juliet Pulliam, de la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica), en un trabajo publicado en la revista Science.

En Estados Unidos, no todos los estados rastrean las reinfecciones, pero muchos de los que lo hacen están viendo aumentos. En Indiana, por ejemplo, alrededor del 14% de los casos informados en la semana que finalizó el 12 de mayo fueron reinfecciones, frente al 10% de la semana anterior. Carolina del Norte y Nueva York están viendo porcentajes similares, aunque ligeramente más bajos. Los números reales pueden ser más altos, ya que los recuentos oficiales de casos están perdiendo cada vez más diagnósticos debido a la generalización de las pruebas en el hogar y otros factores.

“Tanto las vacunas contra el COVID-19 como las enfermedades previas brindan cierta protección contra enfermedades futuras, pero son mejores para prevenir enfermedades graves que infecciones”, expresó la Dra. Rachel Presti“Tanto las vacunas contra el COVID-19 como las enfermedades previas brindan cierta protección contra enfermedades futuras, pero son mejores para prevenir enfermedades graves que infecciones”, expresó la Dra. Rachel Presti

A diferencia de virus como el sarampión, que atacan una vez y dejan inmunidad de por vida, el SARS-CoV-2 ha demostrado que es capaz de reinfectar a las personas desde al menos el verano de 2020. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE . UU. advirtieron recientemente que las personas que han tenido COVID-19 (alrededor del 60 % de la población de EE. UU., según estimaciones de la agencia) no deben asumir que no se enfermarán nuevamente.

“Tanto las vacunas contra el COVID-19 como las enfermedades previas brindan cierta protección contra enfermedades futuras, pero son mejores para prevenir enfermedades graves que infecciones”, expresó la Dra. Rachel Presti, directora médica de la Unidad de Investigación Clínica de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Louis. Es probable que las reinfecciones sean leves, dice, pero también es probable que sigan ocurriendo. “Cuando tienes inmunidad, te protege cuando te enfermas. Realmente no te protege de infectarte”, dice Presti.

Eli Rosenberg, subdirector de ciencia del Departamento de Estado de Nueva York, de la Secretaría de Salud Pública de Salud, dice que “siempre hay un aumento en las reinfecciones cuando una nueva variante comienza a surgir, ya que es posible que los anticuerpos de una cepa no resistan bien a la siguiente” Los expertos a menudo dicen que la reinfección es poco probable durante al menos 90 días después de una enfermedad de COVID-19, y tal vez más. “Pero eso solo es cierto si no aparece una nueva variante”, dice Rosenberg, y el virus “sigue activándonos cada pocos meses, más rápido que 90 días”.

La investigación sugiere que las variantes más nuevas también son mejores para evadir las defensas inmunitarias que sus predecesores. Ómicron causó una gran cantidad de infecciones y reinfecciones importantes gracias a mutaciones que lo hicieron más contagioso y capaz de sortear los bloqueos inmunológicos naturales , según muestra la investigación.

Hay una buena noticia y es que las vacunas y las infecciones previas aún parecen ser efectivas para prevenir enfermedades gravesHay una buena noticia y es que las vacunas y las infecciones previas aún parecen ser efectivas para prevenir enfermedades graves

Es demasiado pronto para decir exactamente cómo se comparará BA.2.12.1. Pero dos estudios publicados en mayo como preprints, sugieren que las nuevas subvariantes de Omicron, incluida BA.2.12.1 , podrían ser incluso mejores para evadir la inmunidad previa que las cepas originales de Omicron.

Es temprano, pero los hallazgos preliminares sugieren que “es altamente transmisible y tiene mutaciones que lo hacen algo resistente a infecciones previas o a la vacunación”, dice el doctor Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas en el Texas Children’s. Hospital y decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine.

Hay una buena noticia y es que las vacunas y las infecciones previas aún parecen ser efectivas para prevenir enfermedades graves. “Las personas con inmunidad por la vacunación y episodios anteriores con el virus están mejor protegidas que aquellas que se han infectado solas”, dice Hotez, por lo que todos deben mantenerse al día con sus vacunas. Combinado con la “conciencia de la situación”, como usar una máscara protectora o saltarse reuniones grandes sin máscara si el COVID-19 está muy extendido en su área, Hotez dice que esa es nuestra mejor defensa, al menos en este momento.

La gran pregunta es qué hará el virus en el futuro. Presti dice que parece que algún día se parecerá a los coronavirus normales, como los que causan el resfriado común. Las personas pueden contraer el resfriado común varias veces en un año, pero rara vez causa una enfermedad grave.

Ómicron causó una gran cantidad de infecciones y reinfecciones importantes gracias a mutaciones que lo hicieron más contagioso y capaz de sortear los bloqueos inmunológicos naturales , según muestra la investigaciónÓmicron causó una gran cantidad de infecciones y reinfecciones importantes gracias a mutaciones que lo hicieron más contagioso y capaz de sortear los bloqueos inmunológicos naturales , según muestra la investigación

Pero hay un largo camino por recorrer antes de que COVID-19 sea realmente comparable a un resfriado. Miles de personas con COVID-19 ingresan en hospitales de EE. UU. todos los días y cientos de personas mueren a causa de él todos los días.El virus puede ser especialmente grave para las personas que no están vacunadas, inmunocomprometidas o que tienen afecciones médicas subyacentes, pero incluso las personas completamente vacunadas que experimentan casos bastante leves pueden desarrollar complicaciones como Long COVID, una afección a menudo debilitante que puede persistir durante años después de una infección.

Nadie sabe con certeza si el SARS-CoV-2 alguna vez causará enfermedades tan leves como el resfriado común. El virus evoluciona continuamente y es imposible predecir qué traerá la próxima variante, pero es seguro asumir que las reinfecciones ya no son las rarezas que alguna vez se pensó que eran.

¿Cuántas veces nos podemos infectar con el coronavirus?

Los investigadores que trabajaron en el estudio mencionado publicado en Science desarrollaron dos enfoques para monitorizar los datos de vigilancia epidemiológica con el objetivo determinar si el riesgo de reinfección por SARS-CoV-2 ha cambiado a lo largo del tiempo en Sudáfrica en el contexto de la aparición de Beta (B.1.351), Delta (B.1.617.2) , y Ómicron (B.1.1.529).

Digital generated image of COVID-19 cell transforming into triangular shape making Delta Variant.Digital generated image of COVID-19 cell transforming into triangular shape making Delta Variant.

“Consideramos que las personas que tenían pruebas positivas secuenciales con al menos 90 días de diferencia tenían sospechas de reinfecciones”, explicaron. En total, identificaron un total de 105.323 reinfecciones sospechosas entre casi tres millones de personas con SARS-CoV-2 confirmado.

Según escribieron, la evidencia a nivel de población sugiere que la variante Ómicron está asociada con una marcada capacidad para evadir la inmunidad de una infección previa. Sin embargo, no hay evidencia epidemiológica en toda la población de escape inmunológico asociado con las variantes Beta o Delta.

Si la reinfección resulta ser la norma, los expertos auguran que el coronavirus no va a ser simplemente una cosa de una vez al año durante el invierno. En el estudio se describe que el número de reinfecciones con variantes anteriores, incluida Delta, fue relativamente poco frecuente. Pero en septiembre, pareció acelerarse y fue notablemente elevado en noviembre, cuando se identificó la variante Ómicron. Según este trabajo, una infección con Ómicron produce una respuesta inmunitaria más débil, que parece disminuir rápidamente, en comparación con infecciones con variantes anteriores.

Aun así, la buena noticia es que la mayoría de las personas que se reinfectan con nuevas versiones de Ómicron no enfermarán gravemente. Al menos por el momento, el virus no ha encontrado una forma de eludir por completo el sistema inmunológico. “El virus va a seguir evolucionando. Y probablemente habrá muchas personas que contraigan muchas, muchas reinfecciones a lo largo de sus vidas”, señaló Pulliam a NYT.

El rol de la vacunación

“En la población no vacunada, una infección con Ómicron podría ser más o menos equivalente a recibir una inyección de una vacuna”, dijo Melanie Ott, MD, Ph.D., directora del Instituto Gladstone de Virología

“En la población no vacunada, una infección con Ómicron podría ser más o menos equivalente a recibir una inyección de una vacuna”, dijo Melanie Ott, MD, Ph.D., directora del Instituto Gladstone de Virología 

En personas no vacunadas, la infección con la variante Ómicron del SARS-CoV-2 proporciona poca inmunidad a largo plazo contra otras variantes, según un nuevo estudio realizado por investigadores de Gladstone Institutes y UC San Francisco (UCSF), publicado hoy en la revista Nature.

En experimentos con ratones y muestras de sangre de donantes que estaban infectados con Ómicron, el equipo encontró que la variante de omicron induce solo una respuesta inmune débil. En las personas vacunadas, esta respuesta, aunque débil, ayudó a fortalecer la protección general contra una variedad de cepas de COVID-19. Sin embargo, en aquellos sin vacunación previa, la respuesta inmune no logró conferir una protección amplia y sólida contra otras cepas.

“En la población no vacunada, una infección con Ómicron podría ser más o menos equivalente a recibir una inyección de una vacuna”, dijo Melanie Ott, MD, Ph.D., directora del Instituto Gladstone de Virología y coautora principal del nuevo trabajo. Confiere un poco de protección contra el COVID-19, pero no es muy amplia.

“Cuando se trata de otras variantes que podrían evolucionar en el futuro, no podemos predecir exactamente qué sucedería, pero según estos resultados, sospecho que las personas no vacunadas que se infectaron con omicron tendrán muy poca protección”, dice. Ott. “Pero, por el contrario, es probable que las personas vacunadas estén más protegidas contra futuras variantes, especialmente si tuvieron una infección avanzada”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Botón volver arriba